Soberana 01: De los pobres y para los pobres

Tres meses son 90 días, 2 mil 160 horas, 129 mil 600 minutos y 7 millones 776 mil segundos. Ese es el tiempo en que los científicos cubanos abrieron una puerta a la esperanza con la elaboración de un candidato vacunal contra el nuevo coronavirus. Es el tiempo que necesitaron para demostrar la capacidad de nuestros profesionales y de la industria biofarmacéutica cubana.

Orgullo aparte, porque nos pusieron otra vez en el firmamento científico mundial, lo que han hecho confirma la validez de una idea que desarrolló Fidel Castro cuando la noche era más oscura.

Porque lo hizo en pleno Período Especial y proyectó el desarrollo bajo la premisa de concertar los esfuerzos de los investigadores con la producción, para que los resultados fueran tangibles y salvaran vidas.

En distintas fases de estudio hay en el mundo científico unos 200 candidatos que pudieran o no convertirse en una vacuna efectiva. Que existan, sin embargo, no significa que estén a disposición de Cuba, porque ya sabemos todos los obstáculos que tenemos que saltar en el mercado internacional.

Por eso, tener una esperanza nuestra, que no depende de nadie y que también salvará vidas, significa plantar otra bandera en la defensa de la soberanía nacional.

Es esa la razón por la que el novedoso candidato vacunal cubano ha sido llamado Soberana 01, un nombre simbólico que es toda una declaración de principios. Pero también, como dijo a las colegas de Cubadebate una de las investigadoras, Dagmar García, la vacuna que desarrollamos es para nosotros y para los pobres.

Director de proyecto regional GEF-IWEco visita el CEAC en el marco de la evaluación de medio término de proyecto IWEco.cuba

Jan Louis Betlem, director regional del proyecto GEF-IWEco realizó una visita al Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC) en el marco de la auditoria de evaluación de medio término del proyecto IWEco.cuba “Conservación y uso sostenible de la biodiversidad desde el enfoque de Manejo Integrado de Cuencas y Áreas Costeras en Cuba”.

Durante su estancia en el CEAC Betlem, que llegó acompañado de Sherry Heileman, consultora y auditora, sostuvo un encuentro con investigadores de la institución científica.

También realizaron un recorrido por las instalaciones del Laboratorio de Ensayos Ambientales (LEA) del CEAC, donde pudo apreciar el potencial con que cuenta este importante centro de investigaciones adscrito a la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías Avanzadas (AENTA).

Como parte de la auditoria a IWEco.cuba se efectuaron varios encuentros en diferentes escenarios para evaluar el avance de cada uno de los componentes de la actividad técnica y se supervisó el proceso de adquisiciones del equipamiento adquirido para las acciones de intervención en las cuatro cuencas de intervención: Guanabo en La Habana, Arimao en Cienfuegos, Agabama en Trinidad y San Juan, en Santiago de Cuba.

IWEco.cuba, que es coordinado por el Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC), constituye un sub-proyecto del Proyecto Regional “Manejo Integrado del agua, suelo y ecosistemas de los pequeños estados insulares del Caribe”, busca fortalecer las capacidades nacionales para la gestión integrada de cuencas hidrográficas y las zonas costeras que apoyen la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible.

Por: Maikel Hernández Núñez,  Especialista de comunicación del CEAC y miembro de RECNUC

Realizan taller de inicio 2020 del proyecto ISOAGUA

Se desarrolló el taller de inicio 2020 del proyecto ISOAGUA “Mejora de la Gestión Sostenible de los Recursos Hídricos en Cuba con el fortalecimiento de la capacidad Nacional de Hidrología Isotópica”, auspiciado por la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías Avanzadas (AENTA), en el Hotel Hanabanilla de Villa Clara.

Presidieron el taller Manuel Fernández Rondón, director de ciencia de la AENTA, Yarina Soto Herrera, delegada del Citma en Cienfuegos y Reinaldo A. Acosta Melián, director del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC), institución que lidera el proyecto.

El proyecto ISOAGUA tiene como objetivos establecer una Red Nacional de Monitoreo Isotópico de Precipitaciones y aguas subterráneas; así como el Servicio Nacional de Hidrología.

Durante la realización del taller se presentaron sendas ponencias con novedosos resultados de investigaciones de diversas instituciones involucradas.

Estuvieron presentes investigadores del Centro de Ingeniería Ambiental de Camagüey (CIAC), el Centro de Protección e Higiene de las Radiaciones (CPHR), el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH-Villa Clara), el Instituto de Meteorología (INSMET), el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (CEADEN), la Organización Superior de Desarrollo Empresarial, Gestión Integrada de Aguas Terrestres (OSDE- GIAT) y el CEAC.

En el marco del taller de inicio se procedió a la firma de un convenio de colaboración entre la Organización Superior de Desarrollo Empresarial, Gestión Integrada de Aguas Terrestres (OSDE- GIAT) y el CEAC, sobre el desarrollo de investigaciones conjuntas para la aplicación de técnicas isotópicas y nucleares en la gestión de recursos hídricos.

Por: Maikel Hernández Núñez,  Especialista de comunicación del CEAC y miembro de RECNUC

¿Qué distinguirá a nuestras Empresas de Alta Tecnología?

Con el propósito de estimular el desarrollo de la ciencia y la innovación, y potenciar su relación con la economía, este miércoles entra en vigor el Decreto 2/2020 sobre las Empresas de Alta Tecnología (EAT).

En él, y las tres normativas complementarias que lo acompañan, se definen los elementos que caracterizarán este tipo de entidades, y también una serie de facilidades en su gestión, entre las que se incluyen importantes estímulos fiscales y tributarios.

Elba Rosa Pérez Montoya, titular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), explicó en conferencia de prensa que de esta manera se da cumplimiento al Lineamiento 114, el cual señala la necesidad de promover las empresas con una actividad intensiva en materia de investigación, que cierren los ciclos productivos y comercialicen productos y servicios de un alto valor agregado, con énfasis en el mercado exterior.

Dijo, además, que en un momento complejo para la economía cubana, el hecho de que el país esté apostando por incrementar el empleo de la ciencia, la tecnología y la innovación para su desarrollo, es un mensaje claro de soberanía, sostenibilidad y crecimiento.

Según las nuevas normativas, las Empresas de Alta Tecnología constituyen una vía de conexión del conocimiento con la producción, que deben distinguirse por poseer elevados estándares tecnológicos y una alta calificación de sus recursos humanos.

Entre los principios fundamentales para recibir esta condición, se incluye una alta productividad, que debe superar los 50 000 pesos al año por trabajador y ser sostenible en el tiempo. Unido a esto, el potencial científico expresado en doctores, maestros en ciencias y especialistas de posgrado, debe constituir al menos el 15 % del total de profesionales universitarios.

Aunque pudiera parecer que se trata de indicadores muy altos, la Ministra del Citma señaló que es preciso que las entidades con posibilidades se propongan alcanzarlos. Afirmó que existe un estudio de país sobre cuáles serían las empresas que pueden recibir esta categoría en el corto, mediano y largo plazos.

«Tenemos como abanderado al grupo empresarial BioCubaFarma, pero hay empresas de otros sectores como el industrial y el agropecuario, que también deben optar por esta condición», aseguró Pérez Montoya, y añadió que el Ministerio posee un diagnóstico de las entidades con potencialidades y les ha hecho saber qué les falta para cumplir con los estándares establecidos.

No obstante, advirtió que «no estamos abogando por la cantidad, sino por la calidad». Por tanto, es preciso ser cuidadosos para no otorgar una condición de manera forzada, que después haya que retirar.

Junto a Pérez Montoya intervinieron otros funcionarios del Citma y de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social, y de Finanzas y Precios, quienes se refirieron a las prerrogativas que tendrán las Empresas de Alta Tecnología y a las facilidades desde el punto de vista tributario y fiscal: por ejemplo, la facultad de realizar importaciones y exportaciones directas. Además, la bonificación del impuesto sobre utilidades hasta un 15 % (el régimen general que hoy tiene la economía es de un ­35 %), la eliminación del impuesto sobre las ventas, y de los aranceles por concepto de importación de equipos y tecnología.

En aras de reconocer el esfuerzo de sus colectivos, teniendo en cuenta el rol de estas organizaciones de cara a la exportación, se ha decidido igualmente que sean ellas mismas las que definan la cantidad de salarios medios que puedan devengar los trabajadores por concepto de utilidades, eliminando el tope de cinco salarios establecidos para el resto del sistema empresarial.

Tomado de: http://www.redciencia.cu/noticias/ciencias-tecnicas/2020-2-26/que-distinguira-a-nuestras-empresas-de-alta-tecnologia/6813